Review: Grado PS500

Ruego leer mis criterios de evaluación. Esta es una opinión personal y en ningún modo pretende sustituir a una crítica profesional.

Índice:

  • Características generales
  • Primeras impresiones, construcción y confort
  • Sonido y mediciones
  • Ejemplos musicales
  • Mi opinión
  • Equipo usado

Características generales

  • Tipo: Abiertos – Dinámicos
  • Almohadillas: Supraurales
  • Impedancia: 32 Ohmios
  • Sensibilidad: 98 dB SPL/mW
  • Peso: 215 gramos (sin cable)
  • Cable: Fijo (1,83 m terminado en jack de 6,35 mm)
  • Precio: actualmente sustituidos por los PS500e, consultar en Amazon.es o Novomusica
  • Para más detalles técnicos consultar la página de Grado

Primeras impresiones, construcción y confort

Hablar de primeras impresiones en estos auriculares no es apropiado por la sencilla razón de que este modelo estuvo en mi posesión durante algún tiempo años atrás. Fueron los primeros auriculares Hi-Fi que compré tras leer buenísimas críticas, y aunque acabé vendiéndolos tenía mucha curiosidad por ver qué opinaba de ellos ahora con una mayor experiencia en este mundillo.

Grado PS500_11

Como va siendo habitual en los auriculares Grado, el embalaje es bastante deficiente. Únicamente si lo tratamos con un mimo excepcional nos va a durar y servir para guardar los auriculares. Y eso de guardarlos es un decir porque el cable posiblemente acabe empujando la tapa.

Grado PS500_07

Hechos de un cartón muy fino, diría que su finalidad principal es el marketing, resaltar la idea de que están hechos a mano y recordarnos lo excepcionales que son en ese sentido. Lamentablemente por su precio también podrían tener una cajita de cartón en condiciones que al menos nos sirviera para algo más.

Grado PS500_09

Puedo decir que estos PS500 son los típicos auriculares Grado, y hablando de diseño he de decir que es idéntico, al menos visualmente, al de su reemplazo actual que son los PS500e. También hay que mencionar que los PS500 de aquel entonces los compré por 550 € y que los PS500e rondan los 650 €.

Grado PS500_10

Bajo mi punto de vista actual es un tanto decepcionante encontrarme que esa escalada de precios no venía acompañada de una recompensa más que justificada en materiales o diseño. Se ve que cuando los adquirí no tenía la cantidad de referencias a las que puedo acudir actualmente.

La construcción es realmente endeble y la disparidad calidad-precio es bajo mi punto de vista un tanto ridícula. El sistema de ajuste de altura es rudimentario y ya he comprobado en algún modelo que con el uso esas barritas metálicas entre piezas de plástico acaban desgastándose y pierden su eficacia.

Grado PS500_16

Eso sin hablar del raquítico ajuste de inclinación que apenas tendrá 5º de movimiento, no sirven para adaptarse a la forma de la cabeza. O de su diadema con cero acolchado y que contribuye, al menos en mi caso, a que la escucha se vuelva francamente difícil.

Grado PS500_20

Pero sin duda lo peor de todo es el diseño supraural de estos auriculares. Las almohadillas son de un foam duro, áspero al tacto, y que acaba descansando sobre la parte posterior de las orejas. Todos los que hayan leído otras reviews en mi blog ya sabrán que lo principal para mí es el confort y por tanto lo mucho que estos PS500 defraudan en ese sentido.

Grado PS500_26

Y sí, es posible abrir la diadema y forzarla hasta que la presión lateral sea mínima. Pero en ese caso el problema deriva tanto del roce con las orejas, que ya es incómodo, como del nulo acolchado.

Algo que no acabo de entender es qué se consigue con esa rotación infinita de cada copa que hace que el cable acabe enroscado de manera burda y que en cada uso tenga que desenredarlo.

 

Sonido y mediciones

Respuesta en frecuencia

Impresión subjetiva:

  • Graves: Un poco destacados
  • Medios: Correctos, transición medios-agudos elevada.
  • Agudos: Destacados

Mediciones:

Las siguientes mediciones están realizadas con el miniDSP EARS y el Room EQ Wizard sin aplicar ninguna curva de compensación, no deben ser tomadas como medidas absolutas y han de valorarse con precaución.

Grado PS500 L 5 mediciones (miniDSP EARS, RAW)
Grado PS500, 5 mediciones en canal izquierdo (miniDSP EARS, RAW).
Grado PS500 R 5 mediciones (miniDSP EARS, RAW)
Grado PS500, 5 mediciones en canal derecho (miniDSP EARS, RAW).
Grado PS500 L y R (miniDSP EARS, RAW)
Grado PS500, canales L (azul) y R (rojo), (miniDSP EARS, RAW).
Grado PS500 FR (miniDSP EARS, RAW)
Grado PS500 FR (miniDSP EARS, RAW).

Perfil en U y alejado de lo que consideraría “neutro”, dejo abajo la comparación con la gráfica de los HD 600.

Grado PS500 y Sennheiser HD 600 FR (miniDSP EARS, RAW)
Grado PS500 (rojo) y Sennheiser HD 600 (verde), (miniDSP EARS, RAW).

Escenario

  • En medio de los músicos.

Imaging (posicionamiento)

  • Horizontal: Correcto
  • Profundidad: Correcto

Dinámica

  • Rango dinámico: Correcto
  • Microdinámica: poco sutil
  • Macrodinámica: Correcta

Rapidez/articulación

  • Decente aunque esperaba más en esta gama de precios

Aire y oscuridad del fondo (silencio)

  • Aire: Sonido cohesionado con poco aire
  • Fondo: Silencioso, oscuro

 

Ejemplos musicales

Unbroken Road (Jeremy Soule, BSO Skyrim – The Elder Scrolls V)

Comienzo hasta 1:45

Contrabajos con buena presencia aunque no especialmente rápidos o detallados. Los violonchelos están bien definidos.

A la izquierda violines y trombones parecen tener una presencia apropiada, únicamente ambos se sienten un poco más brillantes de lo que me gustaría.

El sonido es un poco falto de textura y no demasiado impactante incluso a volúmenes altos, como si le faltase más cuerpo.

1:45 a 3:15

Timbales bastante apropiados aunque sin darme sensación de realismo, la articulación es correcta.

Separación instrumental conseguida, puedo seguir todos los instrumentos sin ningún problema. A nivel dinámico me da la impresión de cierta compresión, como que faltase algo más de sutileza.

3:15 en adelante

Es curioso que el escenario nos coloca casi en medio de la orquesta pero en posicionamiento tengo la sensación de que no llega a centrar del todo a los violines y presentarlos en su lugar apropiado (que es centrado y delante mía).

Todas las voces son agradables, con un nivel de detalle y textura decentes aunque echo en falta que se aporte una sensación de mayor refinamiento.

Liszt – Les Preludes, Symphonic Poem Nº3, S. 97 (Chicago Symphony Orchestra, Solti)

Pizzicato inicial con buena pegada y bastante textura. No da sensación de realismo pero suena bastante bonito.

Creo que las flautas e instrumentos de viento metal suenan demasiado chillones, quizás por unos agudos demasiado destacados.

Me sorprende el rango dinámico tan estrecho de los auriculares, los crescendi son correctos pero no da esa sensación tan impresionante como se merecen, sobre todo al final de la obra me parecen demasiado cortos.

Respecto a articulación son auriculares que se comportan correctamente pero no me sorprenden en ese sentido. Por ejemplo en 6:20 las cuerdas suenan bien pero con una textura un poco pobre, esperaba una mayor cantidad de detalle (sobre todo en ese rango de precios).

El escenario es correcto pero el posicionamiento se me hace algo extraño porque la parte central queda un poco vacía.

El aire entre instrumentos es apropiado, puedo seguir cada grupo sin mucho problema (sobre todo con la ayuda de la partitura) pero son unos auriculares que dan una presentación más cohesionada que con demasiado aire entre sonidos.

La escucha en general es bastante agradable.

Fisherlid (The Klezmatics, Jewish with Horns)

Desde el principio es patente el carácter brillante y un tanto agresivo de los auriculares.

Si bien todo se oye con claridad, los platillos, guitarra eléctrica en sus notas agudas o clarinete suenan muy brillantes. Igual sucede en 1:33 con la introducción del violín, con un timbre demasiado chillón y abrupto.

El bajo eléctrico se puede seguir sin problemas a lo largo de toda la obra aunque se echa en falta un poquito de pegada.

Las voces a partir de 5:40 están bien conseguidas con una presencia que puede ser un poco excesiva.

En cuanto a separación instrumental no me parece que separen demasiado los sonidos.

La articulación de los distintos instrumentos es correcta pero no demasiado rápida. La apariencia de “detalle” viene más por los agudos (que da un sonido un poquito frío y nasal) que por la presentación de las texturas y una buena articulación. Por ejemplo el solo de clarinete en 4:35 es correcto pero no hay un microdetalle apropiado que dé más realismo al instrumento.

En cuanto a dinámica son correctos, entre el pianissimo y fortissimo hay una buena gradación pero no son precisamente sutiles en ese sentido.

La presentación general de la pieza es excitante, un poquito agotadora por esa brillantez que impregna todo.

Vivaldi – Concerto per flautino RV 443 – I. Allegro (The Academy of Ancient Music, Hogwood)

Flautino tremendamente elevado y chillón, seguramente por una elevación de frecuencias excesiva entre 1 y 3 kHz. Desde luego escucharlo es muy agotador y realmente parece “perforar” los tímpanos con su brillantez.

Esto también repercute en que el solista está desligado del resto de la orquesta, como si estuvieran los otros instrumentos en un tercer o cuarto plano.

Curiosamente el resto de la orquesta suena muy correcto, con un fondo muy limpio y bastante buen nivel de detalle aunque quedan tapados por la brillantez del solista.

Paper Moon (Booka Shade, Movements)

Sonidos de cafetería muy agradables, no es que tengan excesivo detalle pero sí parecen bastante “realistas”.

En cuanto a tridimensionalidad son unos auriculares que se portan bastante bien. El reparto horizontal es muy bueno y hasta consiguen dar capas de profundidad.

Eso sí, sigo echando de menos que sean más rápidos pues en esta música su presentación cohesionada y no tan bien articulada repercute en un sonido un poquito embotado, sobre todo en los graves.

En cuanto a frecuencias siguen adoleciendo de unos agudos bastante intensos que hacen de la escucha algo tan excitante como agotador.

Non-stop (Lin-Manuel Miranda, Hamilton)

La verdad es que lo que gusta de estos auriculares es que sin ser sutiles su dinamismo atrapa y hace la escucha algo muy entretenido.

Las voces están muy presentes y se detectan sibilancias.

Posicionamiento muy correcto con un sonido cohesionado pero detallado y bien distribuido horizontalmente. El escenario nos sitúa casi en medio de los músicos.

En cuanto a articulación se nota que no son muy rápidos, en 2:46 el bombo se siente un poquito lento para lo que se espera en este rango de precios.

Aun así la presentación general es muy musical, de sonido bastante bonito a su manera y muy atractiva pese a esos agudos.

A nivel de dinámica no es una pieza que destaque en ese sentido pero la siento un poquito abrupta y poco sutil.

Get Lucky (Daft Punk, Random Access Memories)

Me llama la atención lo resaltado que está el bajo eléctrico pero sin que tenga la articulación esperada, no obstante eso hace que sea muy sencillo de seguir.

Igual que anteriormente la parte más débil son los agudos, dando en platillos y voces cierta sensación de brillantez y sibilancias.

No obstante son divertidos de escuchar.

Here and Heaven (Yo-Yo Ma, Chris Thile… The Goat Rodeo Sessions)

Macrodinámica conseguida pero en los momentos de mayor intensidad da una sonoridad muy desagradable y chillona. Microdinámica decente pero no destaca por su sutileza.

Los PS500 dan bastante nivel de detalle pero siguen sin realzar las texturas como a mí me gustaría.

Agudos chillones que dan un carácter un poco frío aunque no analítico, posiblemente porque la elevación se produce desde la transición medios-agudos y se compensan con los graves. Estos graves, por ejemplo la viola da gamba o el contrabajo, están bastante presentes y tienen buena pegada aunque no presenten mucho detalle.

El escenario es reducido y nos mete de lleno en la sesión de grabación como si estuviéramos en medio de los músicos. Posicionamiento muy correcto.

 

Mi opinión

Como suele ocurrir con los auriculares Grado de los que hago reseña, aquí va a haber una disparidad muy grande entre los dos apartados principales: construcción y confort, y sonido.

Grado PS500_05

En cuanto a su construcción he de decir que me parecen los auriculares más sobrevalorados que he tenido entre manos después de los Grado PS1000e. Teniendo en cuenta que en su momento costaron entre 600 y 700 € la disparidad de calidad de construcción/precio es enorme.

Por un lado nos encontramos un aspecto general retro que a mí personalmente me gusta mucho, por otro el diseño podría ser mejorado en multitud de detalles: desde el yugo que hace girar libremente cada copa produciendo que el cable haya que desenrollarlo en cada uso, hasta un eje de inclinación ridículamente pequeño de las copas y pasando por un almohadillado que deja mucho que desear. Ya no se trata solo del diseño general, es que la ergonomía no parece bien pensada.

Son unos auriculares que me parecen tremendamente incómodos pese a su bajo peso. La diadema no tiene un acolchado en condiciones y eso repercute en que la barra metálica de su interior acaba clavándose en la cabeza. El que las almohadillas supraurales sean de foam no ayuda tampoco, dan muchísimo calor y el tacto no es agradable sobre las orejas además de ser tremendamente rígidas.

Estos auriculares con y sin gafas se me han hecho difícilmente soportables más de veinte minutos seguidos lo que ha hecho que sea de las reseñas que más tiempo he tardado en hacer: es muy difícil desligar las sensaciones físicas poco agradables que producen y su sonoridad.

Grado PS500_22

Y es que yendo al sonido aquí he de decir que si por un lado he encontrado a estos auriculares excitantes, por otro no son lo que deseo tener en mi colección.

Empezaré por la respuesta en frecuencia. No escucho mucha música rica en subgraves pero la bajada que se produce de 60 a 20 Hz está aun más acusada por no ser auriculares de articulación rápida. La región entre 60 y 200 Hz está muy pronunciada y eso explica por qué ha habido muchos pasajes que parecían resaltados, afortunadamente esto también contribuye a suavizar los agudos y conferir un carácter juguetón y muy divertido.

Las frecuencias medias presentan una elevación entre 1-3 kHz que confiere gran brillantez y mucha presencia a voces y otros instrumentos como el violín, trompeta o clarinete (solo por poner algún ejemplo).

Los agudos están muy destacados dando una sonoridad un poquito nasal y contribuyendo a esa “claridad” general y sibilancias ocasionales que pueden ser muy desagradables a volúmenes altos.

En cuanto a rango dinámico yo creo que son auriculares correctos, este es amplio pero poco sutil. La macrodinámica así me parece correcta pero es cierto que por su brillantez en los momentos más intensos han hecho que necesite bajar el volumen. La microdinámica es un tanto deficiente y he echado en falta mayor sutileza.

El escenario no es grande, nos mete directamente en medio de la sesión de grabación junto a todos los músicos. Esto da una sensación muy intensa y emocional en determinadas ocasiones.

El posicionamiento en horizontalidad es muy bueno pese a su sonido cohesionado. En profundidad se portan también correctamente pero al no meter demasiado aire entre capas la sensación tridimensional se queda un poco a medias.

La articulación es correcta sin más. Desde luego no son auriculares rápidos que destaquen por dar microdetalle y texturas que confieran más realismo a lo que está sucediendo.

Al tener un sonido cohesionado meten poco aire entre instrumentos, afortunadamente el fondo es bastante silencioso y ayuda a dar un poco de nitidez.

Grado PS500_13

Mi conclusión es los PS500 por su escaso confort no son unos auriculares que quiera mantener, si encima a eso sumo lo elevado que fue su precio me encuentro en la situación contraria que sucede con sus hermanos menores, los Grado SR80i.

El motivo es evidente como ya ha podido constatar cualquiera que siga mi blog: si no soy capaz de tolerarlos por su incomodidad es que directamente no los puedo recomendar. Otro asunto es que alguien se acostumbre a ello y pueda disfrutar ilimitadamente del sonido, eso sería otra cosa pero en mi caso no ha ocurrido.

Algo bueno es que la diadema se puede abrir con cierta facilidad y disminuir la presión lateral. Lo único malo es que entonces el peso descansa totalmente sobre la cabeza y se mueven con muchísima facilidad.

Su sonido es otro aspecto que no me convence demasiado. Sí, son unos auriculares divertidos y excitantes pero también agotadores con esa brillantez excesiva. En mi caso prefiero una sonoridad más mate y que no resulte tan agotadora, porque si es algo que pueden producirme estos PS500 es fatiga auditiva con mucha facilidad.

Sé que este modelo está descatalogado y ha sido sustituido por los Grado PS500e, dado que puede haber diferencias entre uno y otro mi recomendación se basa obviamente en el modelo del que he hecho review.

 

Si queréis mi recomendación, para unos Grado en buena relación calidad/precio miraría los Grado SR80e (sustitutos actuales de los SR80i). Para ese rango de precios me quedaría más con unos Sennheiser HD 660 S, los HD 600 (que ahora están muy rebajados), Hifiman Sundara o Beyerdynamic DT 1990 PRO.

 

Para aquellos que busquen más información pueden ver otras opiniones y consultar precio en Novomusica.

Pros

  • Sonido excitante, muy dinámico y divertido.
  • Buen posicionamiento horizontal y aceptable en profundidad.
  • Aceptable nivel de detalle.

Contras

  • Graves resaltados.
  • Agudos demasiado elevados. Sonoridad general muy brillante y sibilante. Fatiga auditiva.
  • Confort deficiente, ergonomía no muy bien pensada.
  • No tienen accesorios, embalaje deficiente.

 

Equipo usado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s