Review: Sennheiser HD 800 S

Ruego leer mis criterios de evaluación. Esta es una opinión personal y en ningún modo pretende sustituir a una crítica profesional.

Índice:

  • Características generales
  • Primeras impresiones
  • Construcción y confort
  • Sonido y mediciones
  • Ejemplos musicales
  • Mi opinión
  • Equipo usado

Características generales

  • Tipo: Abierto dinámico
  • Tamaño del driver: 56 mm
  • Impedancia: 300 Ohmios
  • Peso: 330 gramos sin cable
  • Almohadillas: Circumaurales
  • Cable: Desmontable
  • Consultar precio en Novomusica
  • Para más detalles técnicos consultar la página de Sennheiser

Primeras impresiones

Para empezar quería dar las gracias a Noé de Novomúsica por su atención y profesionalidad a lo largo de todo el proceso de compra.

Una vez recibidos los auriculares, si hablamos de presentación del producto los HD800S son de diez.

Sennheiser HD800S_01.

Los auriculares están perfectamente protegidos en su interior y traen ambos cables perfectamente acomodados.

Sennheiser HD800S_02.

Sennheiser HD800S_05

Nada más cogerlos dan una impresión muy rara por su ligereza y el tamaño de las copas, las más grandes que he visto nunca. La estética puede resultar extraña pero, a fin de cuentas, ¿acaso eso va a importar a la hora de escuchar música?

Construcción y confort

He de decir que entiendo las críticas que he leído por ahí respecto a los materiales empleados siendo plástico, de alta calidad eso sí, en su mayor parte. Pero una de las ventajas que eso aporta es que, aunque el producto no va a lucir tan espectacular, si es extremadamente ligero.

Sennheiser HD800S_07

Parece que únicamente la parte superior de la diadema es metálica, similar a un acero inoxidable fino, y me llama la atención que ahí no figura el nombre correcto del producto, en vez de estar escrito HD800S figura HD800.

Sennheiser HD800S_08.

El sistema de ajuste de altura es muy suave y se hace mediante dos piezas deslizantes de plástico sobre el metal de la diadema. De hecho resulta tan suave que a veces con sostenerlos solo en el aire se deslizan si los sacudimos ligeramente. ¿Cómo se mantiene la altura deseada? Pues porque al colocarlos en la cabeza el extra de presión hacia afuera aumenta el rozamiento sobre la diadema. Me recuerda en cierto modo al de los Audio Technica M60x.

El acolchado de la diadema es un punto que no me ha gustado demasiado. Poco mullido, tiende a hacer que los auriculares descarguen el peso solamente en la zona central de la cabeza por lo que es un punto un poco incómodo en uso prolongado.

Sennheiser HD800S_13.

Sennheiser HD800S_16.

Respecto a las almohadillas y el tamaño de las copas, solo puedo decir que me gustan muchísimo. Hay quien se ha quejado de la sensación rara que produce que las almohadillas rocen parte de las mejillas, pero para mí eso se olvida rápido porque ejercen poquísima presión.

Sennheiser HD800S_09.

Las copas son inmensas para alojar el driver de 56 mm y de paso dejan un hueco enorme. Dudo que haya oreja que no quepa en su interior:

  • Diámetro mayor: 8 cm
  • Diámetro menor: 6 cm
  • Profundidad: 3 cm

En cuanto a complementos trae dos cables (XLR de 4 pines y 6,3 mm), una bolsita para transportarlos y un USB con su gráfica FR, echo de menos que para el precio que tienen no traigan una buena funda de transporte. Hubiera sido un detalle puesto que la caja en la que vienen ocupa mucho espacio de estantería.

Sennheiser HD800S_23.

Trae dos tipos de cables de 3 metros de longitud: balanceado de 4 pines y 6,3 mm. No son bonitos pero a mí no me algo que me quite el sueño. La única crítica que puedo hacer a Sennheiser, y que sí he leído en muchos sitios, es la conexión tan justa de los cables en los conectores hembras de las copas.

Sennheiser HD800S_20.

Y es que no me parece ni medio normal que los conectores entren tan ajustados que hasta llegan a chirriar y para sacarlos las primeras veces hay que tener sangre fría. La primera vez que intenté quitarlos creí que iba a arrancar las copas de la fuerza que hay que hacer para que salgan.

Pero ahí no acaba la cosa. Al tener que tirar con tanta fuerza el cable sale disparado y el conector metálico tiende a golpear las copas, en concreto el suave recubrimiento plástico que tienen. A consecuencia de eso te das cuenta que unos auriculares nuevos presentan al rato de uso unos arañazos que no tendrían por qué tener.

Sennheiser HD800S_11.

Sennheiser HD800S_12.

Es cierto que con el uso se ha ido suavizando todo esto y ahora el proceso de conexión-desconexión es mucho mejor, pero no deja de ser un aspecto que debería estar resuelto de fábrica.

Sonido y mediciones

Respuesta en frecuencia

Impresión subjetiva:

  • Graves: Correctos
  • Medios: Correctos
  • Agudos: Quizás un poco elevados

Mediciones:

Las siguientes mediciones están realizadas con el miniDSP EARS y el Room EQ Wizard, y no deben ser tomadas como medidas absolutas, han de valorarse con precaución.

El procedimiento que he seguido ha sido el de tomar cinco medidas por cada canal en distintas posiciones, luego hacer el promedio y así comparar el resultado de ambos.

 

Sennheiser HD800S L y R (miniDSP EARS, RAW)
Sennheiser HD800S, canales L y R. La concordancia entre ambos es muy buena.
Sennheiser HD800S FR (miniDSP EARS, RAW)
Sennheiser HD800S FR.

 

Escenario

Amplio y con una distribución espacial excelente, estando equidistante en los 180º enfrente mía.

Imaging (posicionamiento)

Excelente. Es posible posicionar cada instrumento en una orquesta a lo ancho del escenario, además aportando sensación de profundidad.

Dinámica

Excelente. Desde la macro a la microdinámica todo aparece bien matizado.

Rapidez, articulación

Excelente. Sonidos rápidos y muy bien perfilados.

Aire y oscuridad del fondo (silencio)

Fondo extremadamente oscuro.

Buen aire entre instrumentos.

Ejemplos musicales

Unbroken Road (Jeremy Soule, BSO Skyrim – The Elder Scrolls V)

Si algo llama la atención cuando escuchas estos auriculares por primera vez con una pieza orquestal es el espacio tan amplio que generan.

Desde el principio es notorio como la orquesta se distribuye distante de nosotros pero sin por ello perder pegada. Es cierto que el sonido es “fino”, y más si lo comparamos con unos Audeze LCD-X por ejemplo, pero a mí me parece apropiado para la escena que tienen. Todos los instrumentos se colocan a buena distancia de nosotros y se posicionan sin ningún problema.

Es cierto que no hay demasiados instrumentos al principio, contrabajos y chelos a la derecha, trombones a la izquierda, violines y violas un poquito más centrados. Los bajos suenan contundentes pero refinados, con muy buena articulación; los trombones tienen un tono muy neutro y para nada chillones; los golpes de timbal quedan claramente destacados entre los instrumentos.

De 1:30 en adelante la capacidad de presentar detalle es completamente espectacular. Se pueden separar todos y cada uno de los instrumentos, la dinámica es generosa destacando los pequeños fraseos de los violines que llevan el tema entre trombones, flauta, piano y vibráfono.

En la reexposición del tema con coros acompañando (3:15) es destacable cómo llenan la escena de izquierda a derecha y el posicionamiento que proporcionan. El coro masculino en el lado izquierdo y derecho, el femenino en el derecho, y los detalles de respiraciones y vocalización; los violines ocupan el centro. Con un poco de concentración puedes seguir cada línea sin ningún tipo de problema.

Brahms – Concierto para piano nº1 en re menor, Op 15 – I. Maestoso. Poco più moderato (Wiener Philharmoniker, Helene Grimaud)

Lo que he dicho respecto a la pieza anterior pero amplificado al tratarse de una obra con muchísimo más interés musical y mayor densidad instrumental.

Si pongo el control de volumen para que el fortissimo inicial tenga realmente mucho peso, la capacidad dinámica de estos auriculares es asombrosa. A lo largo de todo el movimiento la macrodinámica es muy convincente al igual que la microdinámica, los pequeños fraseos se sienten realmente.

¿Qué decir de la capacidad de aportar separación instrumental? Toda la orquesta aparece cohesionada pero fijándonos sin mucho esfuerzo somos capaces de seguir prácticamente cada instrumento.

El sonido tiende a ser más analítico, con tendencia a ser un poquito más frío que cálido. Escuchándolos tengo la sensación de que puedo pasar de un modo analítico a otro más ocioso sin ningún esfuerzo.

Desde luego se escuchan sin problema muchas “imperfecciones” como respiraciones, pasos de página, algún sonido que parece provenir del público…

El timbre del piano es muy realista y algo que me convence mucho es que los HD800S tienden a unir agudos y graves del mismo en el centro. Hay algunos auriculares que no logran llenar la escena central y queda muy extraño sentir agudos a la izquierda, el centro un poco vacío, y los graves a la derecha cuando el piano debería provenir de un solo sitio.

Únicamente en el aspecto de frecuencias tengo la impresión de unos agudos un pelín subidos, más notorio cuando suenan instrumentos como flautas.

Shostakovich: Cuarteto de cuerdas nº3 en Fa mayor, Op 73 -III. Allegro non troppo (Hagen Quartet)

De diez la escena, el posicionamiento, el nivel de detalle, dinámica y pegada. La verdad es que son unos auriculares extremadamente rápidos que permiten una articulación excelente. Esto les da un detalle muy realista como que se escuchan los dedos golpeando las cuerdas en el pizzicato, recordándome en cierto modo a los Stax L700.

Únicamente como detallito es que con los violines sí noto que los agudos están un poco elevados; no llegan a ser desagradables ni siseantes pero es la impresión que me dejan.

Vivaldi: Concerto per flautino en Do mayor RV443 (Christopher Hogwood, The Academy of Ancient Music)

El nivel de “realismo” aquí es sorprendente. Se escucha el aire fluir a través del flautino y como articula cada nota. No puedo dejar de anotar que los agudos son más agradables de lo que esperaba aunque siguen pareciéndome algo elevados; tengo la sensación de se compensan de algún modo gracias a que los auriculares articulan espléndidamente y nunca pierden definición.

El detalle es muy bueno, se escucha perfectamente la reverberación de la sala y el espacio que parece haber alrededor de la orquesta.

Tastar de Corde-Recercar dietro (Jakob Lindberg, La serenissima Vol. 1)

Estos auriculares tienen un fondo extremadamente silencioso, por eso aquí me gusta como el siseo de fondo de la grabación queda evidenciado.

El laúd suena muy creíble tanto en la dinámica como en la articulación. Es una gozada escuchar el detalle de cada orden y cómo se siente el apagado de las cuerdas.

Detalles como crujidos de la silla, respiración del intérprete, alguna pequeña imperfección de la ejecución, se pueden sentir si nos fijamos con atención.

Mille Regretz (Josquin Desprez, The Hilliard Ensemble)

Suavidad y definición extraordinarias. Las voces aparecen perfectamente definidas con un detalle considerable presente en la vocalización y posicionamiento.

Es perfectamente posible seguir las respiraciones de los cantantes y sentir la reverberación de la sala.

Los movimientos dinámicos son muy amplios y expresivos. Es muy bonito seguir cada línea vocal y fijarme en los pequeños detalles que presentan.

Tímbricamente me parecen que son muy “realistas” aunque su sonido tiende más bien a ser fino y a no tener una pegada intensa.

Paper Moon (Booka Shade, Movements)

Desde el principio me llama la atención lo rápidos que son estos auriculares y lo bien perfilados que están todos los sonidos. La nitidez de las voces, sonidos electrónicos y percutidos, es buenísima.

No puedo dejar de destacar lo bien que posicionan todo. La escena está alejada de nosotros pero bien repartida enfrente nuestra. En muchos momentos los sonidos parecen estar en distintas capas de profundidad.

Por contra, se echa un poco de menos que tengan mayor pegada y un sonido con más sensación de fisicidad. Es como si todo estuviera muy bien presentado pero le faltase algo de cuerpo.

Get Lucky (Daft Punk, Random Access Memories)

La verdad es que me parece extraordinaria la limpieza de estos auriculares.

En esta canción todo parece estar en su sitio: desde el bajo eléctrico pasando por las voces y percusión, tienen una nitidez y colocación en el escenario que son una gozada.

También me dan la sensación de que el carácter aquí es de unos auriculares algo fríos a los que les vendría bien un sonido más grueso y con mayor cuerpo; claro que esto puede ser porque la escena está bastante más alejada de mí de lo que estoy acostumbrado en otros auriculares. Por contra no puedo dejar de pensar en lo bien colocado que está todo, su excelente articulación y lo disfrutables que son.

Yo diría que me están revelando la canción con todo lujo de detalles.

Here and Heaven (Yo-Yo Ma, Stuart Duncan, The Goat Rodeo Sessions)

La verdad es que en música acústica estos HD800S rinden de forma espectacular.

A lo largo de toda la pieza no he podido dejar de admirar la escena y distribución de los instrumentos, perfectamente semicircular delante mía cuando otros auriculares tienden o bien a separar demasiado los laterales y acercar el centro o que suene todo dentro de la cabeza.

Sorprende el rasgueo de los instrumentos por su precisión y detalle, por ejemplo el violín inicial o cuando entra el banjo a la izquierda. Precisamente este nivel de detalle permite seguir cada instrumento sin casi ningún esfuerzo aunque afortunadamente todo aparece bien cohesionado.

El contrabajo aparece bien articulado y quizás le faltaría un poquito más de cuerpo pero bien podría ser que la grabación fuera así y ya está. Las voces están correctísimas, percibiéndose detalles de vocalización y respiración y dejando una dinámica amplia que en sus momentos más intensos no molesta en absoluto.

Mi opinión

Como el título dice, esta será mi opinión y está basada obviamente en mis gustos, el equipo que uso para escuchar música y el tipo de música al que suelo acudir con más frecuencia.

En muchas esas he leído la idea de que los Sennheiser HD800S son unos auriculares muy “cercanos a la fuente” con la idea de que revelan el sonido sin apenas alterarlo. En ese sentido no puedo opinar puesto que no conozco el material original, tendría que ser ingeniero de sonido y haber participado en una grabación para poder evaluar si difiere mucho cómo presentan el sonido los HD800S respecto al original.

Sennheiser HD800S_04

Para mí son unos auriculares realmente deliciosos en cuanto a sonoridad. Para música clásica y jazz, que son los géneros que más consumo, son de lo mejor que he escuchado nunca. Parte de esa admiración que siento por ellos tiene su origen en su capacidad para dar una escena más amplia, alejada de nosotros de forma que a veces el sonido parece venir de más lejos, y llenarla en su totalidad de instrumentos sin dejar ningún hueco.

Los ejemplos que he usado para la reseña son solo una parte de las muchísimas horas que he pasado con estos auriculares. Se me viene a la cabeza la sensación oyendo algunos conciertos para piano de Mozart por Bilson y Gardiner de estar en una quinta o sexta fila y la forma semicircular de la escena delante mía. Obviamente esta es una percepción muy particular pero se ha repetido en muchas ocasiones.

Otra cualidad que los ha hecho muy especiales es su capacidad para presentar un frente sonoro cohesionado pero a la vez detallado y limpio, de modo que pasar de un modo de escucha analítico a otro más relajado es verdaderamente sencillo. Otros auriculares parecen escupirte el “detalle” de tal modo que avasallan, no dejan que me relaje, otros en contra son muy relajados y cuesta algo más usarlos para análisis. Los HD800S parecen ofrecer ambas cosas.

He hablado de articulación muchas veces en esta reseña pero no puedo dejar pasar la oportunidad de hacer hincapié en ella. No solo ayudar a dar mayor naturalidad tímbrica a los instrumentos sino que el sonido es tremendamente nítido.

La dinámica es generosísima tanto en grandes como pequeños movimientos de la misma. Un tutti orquestal se siente intenso y los pianissimi que puedan venir a continuación dentro del mismo movimiento son sutiles y bien fraseados. Los HD800S ofrecen algo que no es muy usual, que es la capacidad de dar un sonido intenso y a la vez agradable, y de la misma forma matizar muy bien.

En cuanto a sonido solamente puedo ponerle dos peros. El primero es que tienen cierta tendencia a destacar levemente los agudos, no es algo que destruya la experiencia sonora pero es una impresión  que he tenido en algunas piezas. El segundo es que su sonido es delicado y puede resultar algo “fino” según para qué género musical. Así, en música electrónica se echa en falta algo más de corporeidad y pegada.

A mí me encanta lo correctos que son pero entendería que a otros les pudieran resultar sosos en ese sentido.

En cuanto a la construcción de los mismos ya escribí como el margen de tolerancia entre la hembra y el macho es tan estrecho que una vez metidos son dificilísimos de sacar. Hay que hacer una fuerza considerable y se siente como rozan ambas superficies metálicas aunque esto ha mejorado con el uso, y luego al salir tienden a golpear y arañar la cubierta plástica de las copas. ¿De verdad unos auriculares de este precio no podrían tener solucionado algo tan básico? Es frustrante estrenar auriculares y que ya en su primer día de uso tenga arañazos por algo así.

El confort me esperaba que fuera de diez al ser tan ligeros pero el acolchado de la diadema es tan delgado que esta descansa en un único punto sobre la cabeza produciendo molestias y hace que tenga que cambiarlos de sitio al cabo de un rato. Afortunadamente es llevadero por su bajo peso y se trata de algo que obviamente no va a afectar a todo el mundo pues cada uno tiene la cabeza de una forma.

Las enormes almohadillas son muy cómodas y para trabajar con gafas no suponen ningún problema.

Otro punto a destacar es que los reemplazos del acolchado de la diadema y almohadillas cuestan en torno a 50 y 75€ respectivamente según la web; algo a tener en cuenta si les vamos a dar un uso intensivo.

Voy a terminar diciendo que estos auriculares han suplantado a mis Focal Clear, teniendo que agradecer a Novomusica tanto la gestión de la compra de los HD800S como de la venta de mis antiguos Clear. ¿Por qué me decanté por Sennheiser tras escucharlos mano a mano con los Focal? Para mi gusto ofrecen un timbre más “natural” y detallado, la dinámica está más conseguida y su escena es una gozada. A partir de ahora mis auriculares dinámicos de referencia.

Pros

  • Buen equilibrio entre frecuencias
  • Sonoridad cohesionada pero detallada y nítida
  • Dinámica amplia tanto en lo macro como en lo micro
  • Excelente articulación
  • Escenario enorme, con una escena alejada de nosotros pero ocupada en sus 180º
  • Posicionamiento excelente, capaz de presentar varias capas de profundidad
  • Accesorios: dos tipos de cables y caja para guardarlos

Contras

  • Para según qué música el sonido puede estar falto de pegada o cuerpo
  • Agudos que, en ocasiones, se sienten un poco destacados del resto
  • Construcción con, para mí, fallos de diseño: conectores de las copas que entran con una tolerancia mínima y cuesta mucho sacarlos, diadema que podía tener un acolchado más generoso para que repartiera mejor el peso
  • Falta funda de transporte, a este precio creo que podrían traerla de fábrica en lugar de su caja

Equipo usado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s