Comparativa: Sennheiser HD 800 S y Stax SR-L700 MK2

Ruego leer mis criterios de evaluación. Esta es una opinión personal y en ningún modo pretende sustituir a una crítica profesional.

Si alguno desea ver la review individual que hice de cada uno puede acudir a los siguientes enlaces:

Índice:

  • Características generales
  • Construcción y confort
  • Ejemplos musicales
  • Gráficas FR
  • Conclusiones
  • Equipo usado

Características generales

Sennheiser HD 800 S

  • Tipo: Abierto – Dinámico
  • Almohadillas: Circumaurales
  • Peso: 330 gramos sin cable
  • Cable: Desmontable (conectores XLR y 6,35 mm) de 3 metros.
  • Impedancia: 300 Ohmios
  • Tamaño del driver: 56 mm
  • Precio: consultar en Novomusica
  • Para más detalles técnicos consultar la página de Sennheiser

Stax SR-L700 MK2

  • Tipo: Abierto – Electrostático
  • Almohadillas: Circumaurales
  • Peso: 371 gramos sin cable/508 gramos con cable
  • Cable: Desmontable de 2,5 metros
  • Capacidad electrostática: 110 pF (incluyendo cable)
  • Impedancia: 145 kiloOhmios
  • Voltaje de polarización: 580 V DC
  • Precio: consultar en Novomusica
  • Para más detalles técnicos consultar la página de Stax

Construcción y confort

Aquí no podríamos estar ante dos auriculares más distintos.

L700 MKII y Senn HD 800 S_12

 

Aunque los Stax valen unos 300€ más que los Sennheiser, se sienten peor construidos y desde luego no a la altura de esa gama de precios. Cuando hablo en esos términos he de decir que a mí en este caso concreto no me molestan esos aspectos (como veremos a continuación) pero quiero reseñarlo porque entiendo que habrá a quien sí.

L700 MKII y Senn HD 800 S_07

Desde luego los L700 MK2, hechos de plástico en su totalidad excepto por los yugos metálicos y almohadillas y cinta de suspensión de piel, podrían tener el detalle de estar hechos de fibra de carbono confiriéndoles más resistencia, aligerándolos todavía más y haciéndolos aun más cómodos.

Los Sennheiser tienen mejor calidad de materiales pero en su diseño hay unas cuantas cosas que ya mencioné en su reseña y que chirrían bastante. Empezando por unos conectores que salen con mucha dificultad, propiciando que las copas se arañen fácilmente, y finalizando con un almohadillado deficiente en la diadema; tampoco es que estemos ante el culmen de la ergonomía.

L700 MKII y Senn HD 800 S_10

 

Para mí lo más relevante de ambos es la durabilidad y el confort. En el primer aspecto puedo decir que en el tiempo que llevan conmigo (un año los Sennheiser y unos meses los Stax) no han sufrido apenas desgaste.

L700 MKII y Senn HD 800 S_06

En confort los Stax ganan por amplio margen. Es precisamente el incorporar materiales ligeros en su diseño y la cinta de suspensión lo que propicia que sean mucho más cómodos de llevar que los Sennheiser. Precisamente donde los HD 800 S ganarían muchos enteros es si la diadema tuviera un mejor sistema de acolchado que repartiera el peso de manera más eficiente.

L700 MKII y Senn HD 800 S_09

En accesorios está claro que los Sennheiser se muestran mucho más generosos frente a unos Stax que únicamente traen los auriculares y el cable. Así, los HD 800 S nos vienen acompañados con una bolsa de transporte, una caja bastante apañada para tenerlos guardados y un par de cables de buena longitud terminados en conectores XLR de cuatro pines y el típico jack de 6,35 mm.

 

Sonido

Unbroken Road (Jeremy Soule, BSO Skyrim: The Elder Scrolls V)

Comienzo a 1:45

Lo que más destaca es la diferencia en finura. Los L700 MK2 dan un refinamiento que no aportan los HD 800 S, como por ejemplo al comienzo de la pieza la sutileza con la que se produce el fraseo en los violines a la izquierda (solo es una nota mantenida que crece lentamente) o en los contrabajos donde la articulación queda más clara. Los L700 MK2 son más cristalinos en su presentación, con un sonido más etéreo que se manifiesta también en los trombones con un sonido menos contundente y “físico” que en los HD 800 S.

El escenario es mucho más amplio en los HD 800 S, dando una escucha un poco más relajada y “realista” en ese sentido al aportar más aire entre nosotros y el frente sonoro. Los L700 MK2 por su lado nos meten en una primera-segunda fila.

Algo curioso es que los trombones parecen estar posicionados mejor en los HD 800 S, colocándolos a la izquierda y un poco por delante.

La separación instrumental es mejor en los Stax, es como si los violines estuvieran más aislados del resto de instrumentos y con un fondo más oscuro, dan la impresión de una nitidez mayor que ofrece más resolución. Por ejemplo el pasaje en 0:30 aunque tiene más peso en los Sennheiser se percibe más claro en los Stax.

Los graves de ambos son igualmente buenos, en los Stax con mayor limpieza aunque con más pegada y sensación física en los Sennheiser. Los contrabajos y chelos parecen estar más resaltados en los Stax.

Tímbricamente los Sennheiser dan la impresión de mayor realismo en los trombones, quizás por su sonido de mayor impacto, grosor y mayor granularidad. Puede ser que tanta resolución como dan los Stax se siente un poquito artificiosa.

Pasaje de 1:45 a 2:10

Redoble de timbales con mayor nitidez y sutileza de detalles en los L700 MK2 aunque los HD 800 S no se quedan muy atrás. Me gusta mucho como el impacto de cada golpe de timbal queda más patente en los Stax, dando esa impresión de que hay realmente una membrana moviéndose y el golpe de una baqueta (aunque dado como se grabó esta BSO bien podría ser un sample o sintetizado).

No siento diferencias en cuanto a capacidad de separación e identificación de instrumentos. El nivel de detalle (en cuanto a desenmarañar los instrumentos) es idéntico o muy similar, excelente en ambos casos. El posicionamiento en ambos es muy similar.

Ahora bien los trombones me siguen pareciendo más agradables en los Sennheiser, en los Stax es como si ocupasen un mayor espacio sonoro hacia la izquierda, con un sonido más resonante y tímbricamente algo extraño.

Pasaje de 3:15 a 3:56

Puede ser que el detalle extra, sobre todo el microdetalle, que aportan los Stax hagan la escucha más extraña pues evidencian “defectos” de la grabación. Por ejemplo los coros en los Sennheiser suenan muy bien, definidos y con buen detalle, pero en los Stax es como si de repente las voces estuvieran mucho más aisladas del resto de instrumentos, en un plano diferente, y la resolución se ampliase detectando incluso cierta reverberación que con los Sennheiser quedaba más oculta.

Liszt – Les Preludes, Poema sinfónico nº3, S. 97 (Chicago Symphony Orchestra, Sir Georg Solti)

A nivel tímbrico me parecen más realistas los Sennheiser, dando los Stax una sensación de “halo” o “estridencia” que no resulta tan agradable en algunos pasajes. Desde luego la sensación es que los Sennheiser dan un sonido más frío mientras los Stax son más cálidos y mates.

No obstante en cuanto a detalle los Stax proporcionan una mayor cantidad y calidad de los mismos. Los pizzicati del principio se sienten con más cuerpo y realismo en los L700 aunque los HD 800 S no se quedan atrás. El viento metal en el fortissimo del 2:15 es más agradable en los Sennheiser pero tiene más detalle en los Stax, con una mayor sensación de tener al instrumento delante nuestra.

En cuanto a dinámica ambos están a la par pero da la sensación de que los Stax producen unos fraseos y microdinámica más expresivos mientras que la macrodinámica está en ambos a la par dando los Stax dan mayor sensación de empuje. Por ejemplo a partir de 6:50 los acentos son más intensos en los Stax, igual que los movimientos dinámicos de la sección de cuerda resultan más convincentes.

A  nivel de fondo ambos lo tienen bastante silencioso pero los Stax ganan proporcionando una negrura muy interesante contra la que todo destaca y gana en nitidez. Es un gustazo poder escuchar la reverberación de la sala en ambos auriculares pero los Stax dan mayor finura en ese sentido.

He dicho que tímbricamente los Sennheiser me parecen más precisos pero a nivel expresivo los Stax son más juguetones.

Billie Jean (Michael Jackson, Thriller)

En los Stax da la sensación de que las maracas y sintetizador al principio están más destacados sobre la batería, con una mayor pegada y mejores texturas. Desde luego en nivel de detalle sobrepasan a los Sennheiser.

Ahora bien, tímbricamente aunque los Sennheiser suenan más “fríos”, también me parecen más precisos aunque en este tipo de música el coloreado de los Stax se agradece al darle cierta sensualidad.

La nitidez de ambos es muy buena pero los Stax resaltan más los instrumentos contra un fondo mucho más silencioso, unido a la cantidad de detalle que transmiten la sensación de “realismo” es tremenda.

La voz de Michael Jackson suena más prominente en los Stax, quizás debido a esa elevación que tienen entre 1-2 kHz. De nuevo el detalle de la vocalización, respiraciones, golpecitos y chasquidos que hace con los dedos mientras canta, son más evidentes en los Stax. Los Sennheiser son más contenidos pero la voz resulta más agradable aunque no tan expresiva al tener una respuesta más plana.

No detecto sibilancias molestas en ninguno de los dos.

Bach – Magnificat, BWV 243 – Quia fecit mihi magna (La Chapelle Royale, Herreweghe)

Desde luego está claro que los Stax aportan una mayor cantidad de microdetalle. Precisamente la sensación de ataque de las notas y su apagado, la fisicidad de los golpes de arco de chelo y contrabajo, la delicadeza del órgano… quedan mucho más patentes.

En cuanto a tímbrica los Stax tienen un tono un poco más etéreo y “sobrenatural”, los Sennheiser son más “neutros”. Precisamente la voz del bajo suena más contenida, “fría” en los Sennheiser, y más suntuosa en los Stax.

Tratándose de una pieza con poca dinámica ambos auriculares rinden a la par aunque de nuevo los Stax dan una mayor sensación de tener pequeños movimientos.

En algo que destacan ambos auriculares es en que se pueden escuchar a un volumen alto sin que resulten desagradables.

Tengo la impresión de que los Sennheiser son más sibilantes que los Stax en esta pieza.

Josquin Desprez – Mille regretz (The Hilliard Ensemble)

Sigo pensando que los Sennheiser son más precisos en sus frecuencias que los Stax. Precisamente aquí las voces a veces suenan un poquito estridentes en los L700 y no es así en los HD 800 S, podría ser por su elevación en torno a 1-2 kHz.

Por ejemplo en 0:55 el alto se escucha un poquito “acampanado” en los Stax, como si estuviera escuchándose un armónico. Claro que también podría ser porque los Sennheiser son incapaces de reproducir ese tipo de frecuencias o porque los Stax den más detalle en la grabación desvelando potenciales errores. El caso es que desde luego en los Sennheiser ese pasaje suena mucho más contenido, parco en sonoridad pero también detallado y sin dar esa sensación de “acampanamiento”.

Pruebo a continuación en una obra vocal mejor grabada.

Mozart – Requiem en re menor, K. 626 – Tuba mirum (MusicAeterna, Theodor Currentzis)

A partir de 1:40 las voces femeninas (soprano y contralto) vuelvo a tener ocasionalmente (1:57 y 2:05) esa sensación descrita anteriormente con los Stax y que convierte esos pasajes puntuales en algo un poquito más chillón.

Get Lucky (Daft Punk, Random Access Memories)

Bajo eléctrico más destacado en los Stax. Quizás por ese motivo en ambos auriculares se sigue sin ningún tipo de problema: en los Sennheiser por su buena extensión hacia los graves y en los Stax al estar estos un poco más destacados.

En los HD 800 S las voces suenan más naturales, quizás con menos detalle pero tímbricamente más “neutras”. En los L700 MK2 estas son un poquito más suntuosas, ricas en detalles finos y muy bien texturizadas.

En cuanto a articulación está claro que los Stax son más rápidos dando una nitidez y un impacto muy interesantes.

El fondo también es más oscuro y silencioso en los Stax, consiguiendo por tanto que todo sonido destaque de forma importante.

Paper Moon (Booka Shade)

El sonido de la cafetería es mucho más cristalino y nítido en los Stax.

De nuevo los graves parecen algo más destacados en los Stax, siendo estos muy rápidos y detallados. En los Sennheiser son algo más lentos pero con muy buen nivel de detalle y desde luego mayor sensación de empuje físico, como que el sonido es más grueso.

En posicionamiento tridimensional yo diría que ambos están casi a la par lo cual es un elogio tremendo hacia los Sennheiser. Precisamente los Stax destacan especialmente por dar ese sonido distribuido en capas, con un fondo muy oscuro y gran nítidez (parecen lásers de colores en una habitación a oscuras).

El carácter de los Stax es un poquito más coloreado pero a esta música no parece sentarle mal, a su lado los Sennheiser parecen un tanto fríos y contenidos.

 

Gráficas FR

Las siguientes mediciones están realizadas con el miniDSP EARS y el Room EQ Wizard, no deben ser tomadas como medidas absolutas y han de valorarse con precaución. No se ha aplicado ninguna curva de compensación.

Stax SR-L700 MKII y Sennheiser HD 800 S FR (miniDSP EARS, RAW)
Stax SR-L700 MK2 (rojo) y Sennheiser HD 800 S (verde).
Stax SR-L700 MKII y Sennheiser HD 800 S FR (miniDSP EARS, RAW) (1)
Stax SR-L700 MK2 (rojo) y Sennheiser HD 800 S (verde).

Esta vez he puesto las gráficas comparadas a distintos puntos para resaltar aquellos aspectos que he detectado en los ejemplos.

Respecto a graves esa elevación entre 50-200 Hz de los Stax respecto a los Sennheiser es bastante audible con sus casi 5 dB de diferencia. Debido que la región subgrave me cuesta bastante distinguirla entre ambos y lo bien que articulan los Stax, no he podido detectar esa diferencia.

En medios la mayor diferencia radica en la elevación que hay en los Stax entre los 700 Hz y 2 kHz. Precisamente eso puede explicar por qué a veces las voces suenan más brillantes y menos naturales que en los Sennheiser.

Está claro que los agudos más destacados de los Sennheiser son los que le aportan ese carácter un tanto “frío”, “analítico”, respecto a los Stax y la sensación de una mayor cantidad de sibilancias.

Tomando las mismas mediciones con micrófonos intraurales obtengo lo siguiente:

Stax SR-L700 MKII y Sennheiser HD 800 S FR (The Sound Professionals)
Stax SR-L700 MK2 (azul) y Sennheiser HD 800 S (verde).
Stax SR-L700 MKII y Sennheiser HD 800 S FR (The Sound Professionals) (1)
Stax SR-L700 MK2 (verde) y Sennheiser HD 800 S (rojo).

Que es básicamente lo mismo que lo obtenido con los miniDSP EARS. Se explica el carácter más neutro de los HD 800 S por comparación.

 

Conclusiones

Proceder con esta comparativa me ha llevado más tiempo del que pensaba al ser dos auriculares que tengo en mi colección y con los que he pasado momentos muy buenos.

L700 MKII y Senn HD 800 S_14

Para los que siguen mi blog ya sabrán que para mí el confort es esencial, lo prioritario en un dispositivo que vamos a tener en la cabeza pues es una zona especialmente sensible a presiones. Nadie se puede extrañar de que haya rechazado auriculares que suenan bien simplemente porque no me resultaban cómodos.

 

Con los Sennheiser HD 800 S y Stax SR-L700 MK2 lo tengo clarísimo, los segundos ganan a los primeros en confort. Ya no se trata solamente de su menor peso gracias a su estructura plástica sino que además el hecho de que la versión MK2 tenga ligeramente incrementada la fuerza de agarre lateral ha hecho que el peso se distribuya de una forma más eficiente.

Es una lástima que si en mis antiguos L700 el confort era supremo en estos MK2, tal como escribí en su comparativa, había cierto empeoramiento precisamente al incrementar la presión lateral. Ahora bien, después de un tiempo de uso y costumbre he de decir que eso hace que el peso se reparta no solo en la parte superior de la cabeza sino además alrededor de las orejas limitando con bastante éxito que los auriculares se nos puedan caer de la cabeza si nos inclinamos, algo que los Sennheiser no tienen conseguido ni por asomo.

L700 MKII y Senn HD 800 S_11

Los Sennheiser por su lado se muestran comodísimos en sus almohadillas pero no en su diadema. Con sus pocos gramos más de peso esa diadema con un acolchado duro no ayuda mucho a que los puedas tener tiempo tantísimo tiempo como te gustarían. Para hacernos una idea: dan para escuchar una sinfonía de Shostakovich con cierta tranquilidad pero no llegan al nivel de confort de los Stax.

Es una pena que el mayor precio de los L700 MK2 no vaya acompañado de un mayor número de accesorios. Precisamente lo que más se echa en falta es algo donde guardarlos y protegerlos del polvo.

L700 MKII y Senn HD 800 S_02

Vayamos ahora al sonido, ¿Qué diferencias hay entre los dos?

Para aquellos acostumbrados a tener a mano unos electrostáticos y electrodinámicos la respuesta es sencilla, ambos tienen propiedades diferentes y por tanto compararlos a veces puede ser una tarea un poco complicada.

Empezaré por la respuesta en frecuencia. En ese sentido me encantaría tener en los Stax la misma respuesta en frecuencia inferior 2 kHz que tienen los Sennheiser pues ese sonido más “neutro” me gusta muchísimo. Si encima le añadiera esos agudos más contenidos de los Stax creo que tendría los auriculares perfectos.

Pero la situación es diferente. Los Stax tienen una respuesta en frecuencia más en U, con una elevación en los graves entre 50-200 Hz y en medios-superiores de 1-2 kHz. Esto repercute en un sonido que me parece menos “natural” y unas voces que, sobre todo las femeninas, pueden sonar un poquito más estridentes de la cuenta.

En los agudos es donde los Stax se muestran superiores para mi gusto con una menor presencia de sibilancias y un sonido más agradable.

Voy a decir que a mí esto no me ha impedido disfrutar de la escucha en ningún momento y afortunadamente el resto de cualidades de ambos auriculares lo compensan con creces.

El escenario de los Sennheiser es una maravilla, para mí de lo mejor que tienen estos auriculares. Esa sensación de espacialidad, de estar “realmente” en una sala de conciertos (algo muy patente escuchando música clásica o jazz) es una pasada. Los Stax se quedan un paso por detrás en ese sentido.

En dinámica ambos se comportan estupendamente. En macrodinámica diría que ambos están a la par aunque los Stax consiguen unos crescendi más rápidos y de mayor efecto. En microdinámica los Stax se muestran superiores logrando unos fraseos más expresivos.

La articulación es excelente en ambos pero los L700 MK2 están a otro nivel aportando una enorme cantidad de microdetalle y textura a todos los sonidos. En música acústica esto es particularmente evidente. Igual sucede cuando se producen acentos, es tal la rapidez de los auriculares que todo cobra cierta vida.

Hablando de detalle, ambos son unos auriculares espléndidos pero la cantidad de información que dejan ver los Stax es algo que me encanta. Precisamente es lo que me sorprende, de estar escuchando una grabación conocida y de repente percibir sonidos y detalles que hasta ese momento no habían estado tan a la vista.

Pero no hay pro sin contras, esta cualidad de dar tanto detalle también se traduce en que en grabaciones de inferior calidad es posible detectar pequeños errores, cortes y demás. También el exceso de resolución hay veces en que se siente demasiado artificioso y uno busca un sonido de otra índole.

El posicionamiento en ambos es excelente pero de nuevo los Stax se muestran superiores por su capacidad de dar un sonido más fino, mejor distribuido en capas y mucho más nítido contra un fondo completamente oscuro. En momentos donde hay tridimensionalidad esto es particularmente evidente.

La nitidez, muy ligada a la articulación y el fondo, también está incrementada en los Stax.

Ahora bien, teniendo en cuenta lo visto previamente hay que tener en cuenta un factor importante y es que el sonido en los Stax no tiene esa cualidad tan corpórea y física como en los Sennheiser. Esto es algo que a mí no me ha importado pero reconozco que hay veces donde se echa en falta un sonido de mayor grosor e impacto y va ligado precisamente a cómo ambos producen físicamente el sonido.

L700 MKII y Senn HD 800 S_08

Como suele ocurrir cuando se comparan auriculares de mucho nivel es difícil decantarse por uno o por otro y al final uno tiene que decidir qué aspectos son los que más le convencen.

Desde luego en cuanto a neutralidad acústica yo considero que los Sennheiser HD 800 S, pese a sus agudos más destacados, se muestran más precisos; en el resto de parámetros excepto en escenario los Stax SR-L700 MK2 destacan especialmente dando un sonido muy atractivo, limpio y de gran sutileza dinámica.

 

Para aquellos interesados pueden consultar precio y disponibilidad de los Stax SR-L700 MK2 y Sennheiser HD 800 S en Novomusica.

 

Equipo usado

2 comentarios en “Comparativa: Sennheiser HD 800 S y Stax SR-L700 MK2”

  1. Estimado colega es un verdadero placer encontrar tu página. Tenemos una historia similar y el amor por la música. Comencé a trabajar en la escuela secundaria como dj y actualmente soy médico neurólogo. Tengo 61 años y muchas décadas investigando la neurofisiología del sistema auditivo y encontré por accidente el motivo por el cual existe tanta diferencia de percepción entre una persona a otra. Bueno no te aburro más con mis datos. Cuéntame más de ti.
    Un cordial saludo.
    Dr. Carlos Hoffman

    Me gusta

    1. Estimado Carlos,
      Muchísimas gracias por escribir y seguir mi blog, siempre es un placer recibir palabras agradables cuando algo se hace por gusto. Espero que no te importe pero si quieres puedes escribirme a mi email ya que no me gusta compartir información privada en los comentarios del blog.
      Espero que tengas muy buen día.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s